EL SISTEMA DIEDRICO

INTRODUCCIÓN

 

Este sistema de representación es el que más se emplea en la actualidad dentro de los ámbitos de la industria y el diseño para describir objetos.  Se distingue de los otros sistemas de proyección ortogonal en que muestra de manera simultánea los objetos sobre dos planos perpendiculares entre sí, planos denominados horizontal, PH, y vertical, PV.  La intersección de estos planos es una recta, la línea de tierra, LT, que se representa mediante una línea continua con dos pequeños trazos paralelos situados en la parte inferior y en los extremos.

 

 

     Estos planos dividen el espacio en cuatro cuadrantes, de manera que los objetos pueden estar situados en cualquiera de ellos y existe la posibilidad de que pueden estar representados en este sistema.

     Como norma, el espectador siempre estará situado en el primer cuadrante; por eso, consideramos opacos los dos planos de proyección, y sólo perceptibles los objetos ubicados en él.

     Para obtener las proyecciones horizontal y vertical de un objeto en un único plano, uno de los planos de proyección se abate sobre el otro, de forma que ambos se superpongan.  Esta operación se hace girando alrededor de la línea de tierra, LT, el plano horizontal, PH, hasta confundirlo con el vertical, PV; esto permite representar simultáneamente en el mismo papel de dibujo las dos proyecciones de cualquier figura plana u objeto volumétrico.  Puesto que los planos de proyección carecen de límites, no se representan ya que quedan definidos por la representación de la línea de tierra.

 

     La proyección de objetos sobre le plano horizontal recibe el nombre de proyección horizontal o representación en planta.  La proyección sobre el plano vertical se denomina proyección vertical o representación en alzado. Las proyecciones sobre un plano de perfil se conocen como proyecciones de perfil.

 

INICIO


 

REPRESENTACIÓN DEL PUNTO

 

Un punto del espacio se representa a través de sus dos proyecciones ortogonales sobre los planos de proyección.  En la figura adjunta, el punto A se define por las proyecciones A1 y A2, que se llaman  horizontal y vertical; como se puede observar, se designan con los subíndices 1 y 2 respectivamente.

 

     Al abatir el plano horizontal, PH, alrededor de la línea de tierra, LT, sobre el vertical, la proyección A1 del citado punto se traslada con el plano, de tal modo que las dos proyecciones A1 y A2 quedan situadas de forma alineada. Por eso, estas proyecciones siempre se encuentran sobre una recta perpendicular a la línea de tierra, LT, llamada línea de referencia.

 

   Concepto de cota y alejamiento

 

·    Cota o altura de un punto es la distancia existente entre ese punto y el plano horizontal o, lo que es lo mismo, la distancia que hay entre la proyección vertical del punto y la línea de tierra.

 

·    Alejamiento es la distancia que va desde el punto al plano vertical, es decir, la distancia existente entre la proyección horizontal del punto y la línea de tierra.

 

 

 

 

 

Posiciones generales del punto en el primer cuadrante

 

Las múltiples posiciones que un punto puede tener en el primer cuadrante se reducen a seis posiciones generales.

 

 

 

 

INICIO

REPRESENTACIÓN DE SÓLIDOS

 

Un sólido se representa en el sistema diédrico mediante sus proyecciones ortogonales, las cuales resultan de trazar rayos proyectantes por los puntos más significativos del cuerpo, como vértices, o por todos aquellos puntos que definan su contorno.  Uniéndolas de manera oportunas se generan las proyecciones del sólido.

 

     Un cuerpo, para definirse en un sistema de representación, necesita, como mínimo, dos proyecciones. Es conveniente que esté situado paralelamente a los planos vertical y horizontal de proyección, para conseguir así el mayor número posible de magnitudes reales en los elementos proyectados.

 

Alzado y planta

 

Las proyecciones de los cuerpos verticales son los alzados y determinan dos de sus dimensiones, la altura y la anchura, mientras que las proyecciones horizontales se conocen como plantas y también definen dos dimensiones de los cuerpos, su profundidad y su anchura.

 

     Cuando se representan sólidos es habitual no dibujar la línea de tierra.  Las proyecciones se caracterizan por el lugar que ocupan en el dibujo: la representación superior coincide con el alzado, y la inferior con la planta.

 

 

 

 

Representaciones vistas y ocultas de un sólido

 

Para diferenciar en el dibujo las partes que están por delante de la figura de las que están detrás, siempre se dibujará con línea continua las primeras, es decir, las partes vistas, y con línea discontinua las partes posteriores del cuerpo, que son las partes ocultas.

 

 

El perfil o vista lateral

 

Las vistas  principales de un cuerpo son las siguientes:

 

·    Alzado o vista principal: recibe ese nombre la cara de mayor relevancia de un cuerpo o la que más datos contiene; es, por tanto, la vista que determina la situación de las demás.  Se obtiene mirando el cuerpo frontalmente.

 

 

 

 

 

·          Planta o vista superior: una vez dibujado el alzado, la planta resulta al observar el objeto desde arriba. Se sitúa debajo del alzado.

 

     Es frecuente que la información emitida por la planta y el alzado de un cuerpo con respecto a su forma y volumen no sea suficiente para saber cómo es éste con exactitud, por esta razón se hace necesaria una tercera proyección, la vista lateral o perfil de la figura.

 

·   Perfil o vista lateral: es la tercera representación que se puede hacer de un sólido para su determinación exacta. Se obtiene mirando el objeto desde uno de sus laterales y en el dibujo se ubica junto al alzado.

 

 

 

  INICIO


 

EL CROQUIS EN EL DISEÑO INDUSTRIAL

 

El ser humano siempre ha tenido la necesidad de representar los objetos que le rodean, los que inventa para mejora su vida, etc.  En cualquier caso, esta representación comienza con una imagen gráfica, el croquis, que consiste en un dibujo rápido, hecho a lápiz y a mano alzada, en el que se detallan todas las formas y dimensiones del objeto.

 

     El croquis puede fundamentarse en proyecciones diédricas o en perspectiva.  Debe ser limpio y claro, y no tener muchas líneas que puedan confundir su interpretación.

 

 

     Una vez terminado, sirve como base para realizar el dibujo técnico del objeto (plano de taller), fundamental para su posterior elaboración en la industria.  El dibujo técnico se puede hacer con instrumentos convencionales de trazado (compás, estilógrafo, regla,...) o por medio del ordenador, aplicando programas de dibujo o diseño.  Esta última opción garantiza una gran calidad y precisión en las representaciones, así como rapidez de ejecución.

 

 

INICIO

 

TRAZADOS DE VISTAS DE OBJETOS

 

Para dibujar correctamente las vistas de los objetos es conveniente que se aplique a los croquis estas sencillas normas de trazado y acotación.

 

     Los elementos fundamentales de un croquis son los siguientes:

 

·          Líneas de cota: que son finas y terminan en dos flechas.

 

 

 

 

·          Flechas de cota: cuya forma es la de un triángulo alargado.

 

·          Líneas de referencia: líneas también finas que se trazan, generalmente, perpendiculares a los segmentos que se tienen que acotar.

 

·          Cifra de cota: indicación numérica de la medida del segmento.

 


INICIO


REPRESENTACIÓN DE EDIFICIOS EN EL SISTEMA DIÉDRICO

 


En el dibujo arquitectónico se emplea frecuentemente el sistema diédrico para representar las diversas creaciones que se realizan en el ámbito de la arquitectura: edificios de viviendas, hospitales, institutos, etc.  Arquitectos y diseñadores usan este sistema diédrico por la gran precisión y semejanza con la realidad que se consigue en sus representaciones y, sobre todo, por la información gráfica y métrica que aporta al observador.

 

     Si analizamos el alzado de la figura, observaremos que, además de mostrar el aspecto estético y funcional que forman los elementos arquitectónicos de la fachada del edificio (ventanas, puertas, cornisas, etc.), nos informa de las alturas y anchuras de éstos.  Del mismo modo, la planta determina las profundidades y anchuras de la construcción en general.

 

 

 

 

 

INICIO